De una conducta a la dependencia

En Brain 360 tratamos las adicciones comportamentales: conductas habituales e inofensivas a priori, pero que pueden interferir en la vida cotidiana. Cuando una persona siente que no puede controlar una conducta, es el momento de hacer frente.

A menudo estas conductas son un reflejo de que alguna otra cosa no va bien. Falta de autoestima, inseguridades o problemas de relación con los otros pueden ser factores desencadenantes de las adicciones.

Llegaremos a la raíz del problema y te ayudaremos a establecer una relación sana con aquello que te gusta para evitar que se pueda convertir en una dependencia, causando otros problemas psicológicos como ansiedad o depresión.